8 Acciones para dejar de quejarte ¡Hoy Mismo!

8 Acciones para dejar de quejarte ¡Hoy Mismo!

¿Me quejo o no me quejo? ¿Ser o no ser? ¡Qué dilema! Para ello encontrarás en este artículo 8 acciones para dejar de quejarte. ¿Te animas? Recuerda «La Regla de Oro»: Olvídate de la queja y Agradece. ¡Vamos!

deja de quejarte hoy mismo
La Queja siempre muestra su fragilidad

Aunque parezca mentira, todas nos hemos quejado en algún momento, aun las personas más felices lo han hecho.  Sin embargo existe una gran cantidad de personas que se quejan por todo.  Aquellas que si hace frío se quejan, igual si sale el sol, si hay viento o si llueve, en fin, cualquier motivo, momento o circunstancia es propicia para manifestar su incomodidad a lo que ocurre.

Es como si toda su vida fuese una completa queja, y resulta que tenemos tanto que agradecer, que si nos hacemos conscientes de eso, no nos quedaría tiempo para quejarnos.

A manera de reflexión quiero compartirles una frase dicha por James Scott Bell, que traduce lo que sucede con la queja:

“Dios creó el mundo en seis días. En el séptimo día, descansó. Al octavo día, comenzó a recibir quejas. Y no se ha detenido desde entonces”.

Si nos tomamos un tiempo para analizarla, podremos observar que así ocurre cuando se inicia esta actitud negativa de quejarse, es algo que ocurre sin necesidad y que no se detiene, al menos que tomes tú el control y lo hagas.

quejas
¿Cuántas quejas produces al día?

Quiero invitarte a hacer un alto en el camino para que consideres tus quejas, sobretodo porque la mayoría salen en piloto automático.  Piensa por un momento si has estado consciente de cuantas veces te quejas en un día, difícilmente lo estés, es algo que se hace sin siquiera darnos cuenta.

¿Sabías que el antídoto de la queja es el Agradecimiento?

Cuando comienzas a ver las bendiciones que recibes a diario, ocurre la magia y la queja va saliendo de tu vocabulario, es increíble y potente como se manifiesta la «Gratitud» en nuestra vida a partir de ese momento de reconocimiento.

Es muy sano y pertinente manifestar cuando algo que ha ocurrido te hace sentir incómoda, enfadada, en desacuerdo, sin embargo, si observas que comienzas a realizar esas manifestaciones al mismo ritmo que permites que el aire fluya por tu cuerpo, pues OJO con eso, algo puede andar mal.

Considero que conviene que practiques: “Stop in the name of Love” (detente en el nombre del Amor), una de las frases favoritas que utilizamos en la Tribu de Los Ahoritas (es la tribu Felicióloga donde pertenezco). Cuando nos damos el permiso de respirar, pensar lo que ha sucedido, y pensarlo desde el Amor.

Es en esos pequeños momentos cuando ocurre lo que llamamos o conocemos como “Empatía”, y eso que antes podía ver o sentir como un agravio hacia mí, entiendo que es simplemente la manera en que el otro sabe manifestar lo que le ocurre, comienzo a percibir que tal vez detrás de ese mensaje que expresa la otra persona hay un miedo terrible que quiere salir a flote, y así por mencionar algunas de las infinidades de perspectivas que se nos abren para que conectemos desde el Amor.

¡Qué sublime experiencia!

¿Te resuena algo de eso que te he comentado?

Acciones para dejar de quejarte
Compartes desde la Queja o el Agradecimiento

El quejarse es una actitud que tomamos frecuentemente e incluso lo hacemos a través del humor cínico o humor negro como algunos lo llaman, pero se queda ahí, en una sensación de malestar que te lleva a más quejas que te hacen sentir peor.

Por esa razón la propuesta es cambiar quejas por gratitud, cuando observes que te estás quejando, y te des cuenta de lo que dices, de inmediato envía un agradecimiento a la vida.

Siempre hay algo por que agradecer ante cualquier queja, ¡Siempre!

Este es un trabajo que tienes que desarrollar en ti, el impacto se irá dando en otros sin decir nada y de forma milagrosa; y si no, con que se haga en ti es maravilloso, es mucho lo que comenzaras a ganar.

Cuando practiques “más Gratitud, menos quejas”, tu vibración se elevará de una manera que te sorprenderá, y conseguirás aún más tus sueños, metas y deseos, vivirás en paz, tu estado de bienestar será mayor y además fortalecerás cada vez más tu fe, confianza y relaciones. Agradecer realmente cambia la vida.

8 Acciones para dejar de quejarte

Y como el hábito hace al monje, no quiero perder tiempo para que nos pongamos en marcha y transformemos la queja en gratitud, con éstas 8 acciones sencillas que te compartiré a continuación:

  1. Mejora la forma de pensar
  2. Elabora una lista de todas las cosas por las que estas agradecida (o)
  3. Critica menos a ti mismo, a los demás y a lo que sucede
  4. Elige vivir en paz y ser feliz
  5. Acepta tu responsabilidad
  6. Vive en el presente, visita muy poco al pasado y al futuro
  7. Recuerda que está permitido respirar, tómate tu tiempo y espacio
  8. Haz tu parte, un día a la vez con amor

«Comienza Hoy. Deja de quejarte»

¿Por qué nos quejamos?

Quejarte y amargarte la vida es un hábito dañino que afecta tus relaciones personales, tu autoestima, y tu bienestar. En cambio, lograr ser un crítico saludable te ayuda a superarte a ti mismo y ayudas a que los demás también mejoren.

dejar de quejarte es tu decisión
Solo tú puedes hacerlo diferente

Vivimos en una sociedad que nunca está conforme, y eso, es algo positivo: el no querer quedarse estancado y encontrar los fallos de algo para seguir avanzando, es algo muy bueno. Sin embargo, es común canalizar esas ganas de “ser mejor” en una queja, en lugar de canalizarlo en una “acción” que sí mejore la situación.

Es probable que estés pensando que muchas de tus quejas son situaciones en las que tú no tienes nada que ver, o que simplemente no dependen de ti directamente para mejorarlas, pero, te equivocas… y unos párrafos más adelante sabrás por qué.

Si tienes que ir de tu casa al trabajo, ¿qué camino escogerías?

Déjame adivinar, probablemente caminarías la ruta que siempre tomas ¿cierto?

Si tienes que ir del trabajo a casa, ¿qué camino elegirías?…

Esto pasa porque un camino habitual es fácil de seguir, es automático y es accesible.

Lo mismo ocurre en tu cerebro: repetir un pensamiento o una acción crea y fortalece un «camino», es decir, una conexión entre neuronas. Quejarte una y otra vez forma un camino (conexión neuronal) que se refuerza con cada repetición.

Cuando piensas en una queja (incluso sin que la menciones), esta conexión neuronal también llamada sinapsis se activa y desencadena una reacción de estrés, miedo o ansiedad (o el combo completo).

La reacción anterior libera de forma prolongada sustancias muy dañinas relacionadas con este tipo de estados emocionales como el cortisol”, que es la famosa hormona del estrés, que por cierto, tiene miles de consecuencias negativas en tu salud.

Y por si ésto fuera poco, muchos estudios relacionan los niveles de esta hormona del estrés con ¡una menor esperanza de vida!

Quejarte todo el tiempo puede hacer que vivas menos

Esa actitud negativa, no solo te perjudica a ti, sino que quejarse es una contaminación invisible que llega a los demás, así como el ruido o el smog de los autos, pero es dañina emocional y mentalmente.

deja de quejarte y vive mas
Todo es Posible

Por un fenómeno psicológico y neurológico, los humanos tendemos a seguir las actitudes y comportamientos de otros humanos. Si te rodeas con gente que vive sus días lamentándose por la lluvia o por los semáforos, entonces empezarás a quejarte por todo tú también.

Es un efecto rebote del que no podemos escapar, a menos de que hagas algo al respecto para evitar contaminar a más gente (o evitar que te contaminen con quejas tóxicas). Las personas que se quejan no lo hacen por amargarte el día, sino porque están tratando de sentirse mejor: buscan desesperadamente aliviar sus pensamientos negativos de alguna forma; algo así como una olla de presión liberando un poco de vapor.

Así que, la buena noticia, es que tú tienes la decisión en tus manos día a día: prefieres amargarte la vida y quejarte todo lo que puedas, o aprovechar las situaciones para sonreír y relajarte.

No quiero mentirte, probablemente al inicio sea complicado encontrarle algo bueno a las cosas malas y, es probable, que requieras una buena dosis de imaginación. Sin embargo, entrenar esta habilidad crea nuevas conexiones neuronales en tu cerebro, lo que se traduce en más creatividad y una mayor capacidad para resolver problemas en el futuro.

¡Libérate de la queja! Y Vive mejor

Para despedirme, quiero compartirles ésta célebre frase:

«Quejarse no solo arruina el día de todos los demás, también arruina el día del que se queja. Cuanto más nos quejamos, más infelices somos»

Dennis Prager

Si deseas más herramientas prácticas para cambiar tu vida, te recomiendo también el artículo Como Ser Feliz cada Día

Deja una respuesta