Acción de Gracias: un día para AGRADECER

Acción de Gracias: un día para AGRADECER

En Estados Unidos y Canadá existe una celebración relacionada a un acto mágico: AGRADECER. Es costumbre que el Día de Acción de Gracias (Thanksgiving Day) se reúnan seres queridos para festejar dones, virtudes, beneficios y bendiciones, en torno a una mesa, tal como inició esta fiesta.

Orígenes del Día de Acción de Gracias

Cuenta la historia que los nativos estadounidenses de la tribu Wampanoag ayudaron a los peregrinos que recién llegaban a territorio norteamericano enseñándoles faenas de agricultura y pesca, pues la comida no alcanzaría para los 102 colonos que se establecían en ese entonces.

Al año siguiente, los peregrinos agradecieron a los nativos sus enseñanzas con un gran banquete de buena voluntad.

Los orígenes del día de Acción de Gracias en Canadá provienen también de la época de la colonización, en este caso francesa. Los exploradores celebraban sus cosechas exitosas con fiestas que se extendían durante el invierno, e incluso compartían sus alimentos con los aborígenes de la zona.

Al transcurrir del tiempo y con la inmigración europea, la fiesta de dar gracias por la cosecha se fue volviendo tradición.

Sin embargo, en muchas culturas se celebran festividades y ritos de agradecimiento por las cosechas.

En Venezuela agradecemos a la madre tierra con la Fiesta de la Cruz de Mayo, los judíos con el Sukkot, y en Portugal se celebra la cosecha de cada año con el aroma maravilloso del Festival de las Flores de la Isla de Madeira. Estos son solo algunos ejemplos.

Agradecer tiene magia

Quien agradece está viviendo a plenitud.

¿Por qué? Porque está en el presente disfrutando cada momento y percibiendo cada detalle. Está en la capacidad de ver la belleza de cada situación, aunque ésta no sea como la tenía pensada.

agradecer los detalles de la vida
Quien agradece ve la belleza

Agradecer la vida que tenemos nos abre puertas de posibilidades y ventanas de oportunidades para crear un mundo nuevo.

El que cree, crea.

Agradecer tiene magia porque bendecimos y cuando compartimos las bendiciones, se multiplican.

Por eso hoy quiero compartir mis bendiciones contigo, querido lector.

Mis agradecimientos

En este año de tantos retos vale la pena agradecer, y aunque forma parte de mi rutina matutina, hoy quiero hacer un acto público de gratitud a través de este artículo.

Agradezco a mi familia. A mis padres, mi hijo, mis hermanos, mis abuelos, tíos y primos. Siempre me han apoyado y aunque no entiendan por completo mi vida (no tienen porqué hacerlo) ni lo que hago (ya les explicaré nuevamente) se alegran con mis logros y comprenden mis fallos. A ustedes: Gracias.

Agradezco a el montón de gente que he conocido este año y que, desde la distancia, me inspiran a seguir aprendiendo, superarme y continuar con el propósito que me he propuesto: Inspirar, a través de las letras, a disfrutar los detalles de la vida. Si tenemos alrededor de un año o menos conociéndonos, para ti es este GRACIAS.

Mi gratitud eterna para mis amigos y conocidos. Ustedes, que hemos compartido diferentes momentos a lo largo de mi vida. Algunos seguimos encontrándonos, otros ya no tanto, pero cada uno ha embarcado en el tren de mi vida para dejarme una lección; por eso para ustedes también: GRACIAS.

De último pero Él más importante, mi Padre Celestial. Por ti soy lo que soy y tengo lo que tengo. A ti Señor te doy gracias por tu amor infinito, por haberme llamado a servirte y por mi vida. Por el pasado, el presente y el futuro. Gracias, Señor, Gracias.

Gracias. Gracias. Gracias.

Les dejo con esta hermosa canción que compartió mi estimada Sheila Vargas Rojas, quien como músico nos dio una bella reseña a quienes compartimos en SheEmprende y sus Mentes Luminosas, su canal de Telegram.

Gracias a la Vida

¿Y tú, qué le agradeces a la vida?

¡Me encanta leer tus comentarios!

Anselys Borges

Mujer. Mamá. Emprendedora. Escritora. Libros: La Pipa de La Vida.

Esta entrada tiene 2 comentarios

  1. Edy

    ¡Gracias a ti, por esta publicación!
    Te mando un abrazo grande

    1. Edy gracias por tu comentario, pero más por tu abrazo grande que sentí aquí cerquita de mi corazón.

Deja una respuesta