Todas las mujeres somos Madres

En mayo en Venezuela se celebra el Día de las Madres, específicamente el segundo domingo del mes. Entonces, quise transcribir una conversación amena que tuvimos en Meriendas Virtuales (comunidad digital de Pasa En La Vida) sobre el Ser Mujer. ¡Disfrútenlo!

¿Qué dice la Ciencia?

El libro El Cerebro Femenino de Louan Brizendine fue tomado como guía para encontrar bases científicas sobre lo que nos hace mujeres.

En la antigüedad se creía que el hombre era más inteligente que la mujer pues en aquella época se sabía que físicamente el  cerebro masculino era más grande que el de las féminas. Sin embargo, se ha descubierto, según explica Brizendine, que “tenemos el mismo número de células” solo que en las mujeres el órgano en cuestión queda más tupido por tener cráneos más pequeño.

No obstante, hombres y mujeres procesan los estímulos de formas muy diferentes, y aquí entra un papel fundamental las hormonas femeninas. Éstas influyen poderosamente en la reacción del cerebro, tanto que crean una realidad especial que sólo las mujeres son capaces de vivir.

La autora, especialista en medicina, neurobiología y psiquiatría, comenta que a pesar de su dedicado y profundo estudio “nadie ofrecía razonamientos claros” sobre la discrepancia entre los cerebros del hombre y de la mujer. Es por esto que desde el año 1994 con la Women´s Mood and Hormone Clinic está investigando cómo las hormonas femeninas afectan el cerebro femenino.

Reflexionamos en nuestra reunión de Meriendas Virtuales y nos preguntamos, entonces cómo somos las mujeres. Ciertamente cada una es diferente y única a la vez, pero considero que tenemos características comunes como género. Yo tengo 03 criterios para definir qué es ser mujer.

Ser mujer es: Ser compañera

La compañía para nosotras tiene un gran valor, es por eso que las mujeres nos apresuramos al encuentro con el otro, inclusive sin haber recibido previa solicitud. Dicho de otra manera ESTAMOS SIN SER LLAMADAS.

El “estar” es muy importante y así lo demostramos. Estamos para hablar, para tomarnos un café (o algo más atrevido) Estamos para escuchar o estamos solo para estar. Demostramos nuestro afecto acompañando a nuestro ser querido: amigos, familiares, parejas…

Siempre estamos para quien nos necesite

Ser mujer es: Ser amante

No es mi intención en este momento hablar de fogosidad sexual. Más bien quiero referirme a la Pasión con que hacemos las cosas, al AMOR que le ponemos a nuestras acciones algunas las llaman el Ingrediente Secreto.

Las mujeres emprendedoras le ponen corazón a sus ideas. Las amas de casa impregnan de amor sus labores. Aquellas que deben dar la cara ante un equipo o público, no lo hacen por obligación sino que siempre le dan un toque de belleza a las actividades.  ¿Acaso no han escuchado ¡Como se ve que esto lo hizo una mujer!?

¡Se ve que esto lo hizo una mujer!

Yo estoy convencida de que ese aspecto diferenciador es la Pasión, es el Amor con que hacemos las cosas.

Ser Mujer es: Ser madre

Más allá de tener hijos y ser parte fundamental en la reproducción de la especie, la mujer tiene la virtud de ser creadora de vida y de esperanza…

Podemos ver en nuestras madres (y en nosotras mismas) algunas características especiales: cuidadosas, intuitivas, velan por el bienestar de sus hijos, etcétera. No nos importa, después de un día agitado atender a nuestro amado (aquí un caso)

Las mujeres somos madres por excelencia. Aunque no tengamos hijos naturales, adoptamos a otras personas, de cualquier edad; o algún otro ser que necesite ser cuidado, mimado. Buscamos y conseguimos por quien velar, está en nosotras. También ocurre que plantas o mascotas se convierten en receptores de nuestro amor materno.

Las mascotas se vuelven «hijos» porque somos madres por excelencia.

En ese mismo orden de ideas, una vez leí o escuche que la verdadera vocación está en nuestros juegos de infancia, entonces habrá quienes jugaron a ser mamá con sus muñecas, pero otras se imaginaban como doctoras y hoy seguramente tienen pacientes-hijos a quienes cuidan; por otra parte, aquellas que se veían como maestras en la actualidad sus estudiantes-hijos ocupan su atención.

En fin, las mujeres tenemos tanto que dar al mundo…

Somos capaces de transformar nuestro alrededor dependiendo de cómo nos sintamos. Pues, si bien es cierto que las sustancias hormonales en nuestro organismo generan reacciones, somos seres pensantes con capacidad de cambiar y tomar decisiones para ser la Mejor Versión de Nosotras Mismas.

Así que, amiga: Acéptate, Ámate, Disfruta de este hermoso regalo de Ser Mujer.

Anselys Borges

Mujer. Mamá. Emprendedora. Escritora. Libros: La Pipa de La Vida.

Esta entrada tiene 4 comentarios

  1. MaryLuigina Mariani

    Hermosa reflexión… por eso amo ser mujer.

  2. Excelente post Anselys. Es así, las mujeres somos seres super completos y hermosos. Dios bendiga también tu don de escribir. ¡Un abrazo!

Deja una respuesta