Una década siendo madre: 5 cosas que he aprendido

Una década siendo madre: 5 cosas que he aprendido

Definitivamente #TodosTenemosUnaHistoria que contar, o más bien son varios relatos que en el transcurrir del tiempo van llenando este libro llamado vida. Hoy quiero compartir con ustedes mi experiencia de 10 años como mamá; pues sí, ya tengo una década siendo madre.

Un Poco de Historia

Yo no sé si todas las mamás se ponen tan sensibles como yo con cada cumpleaños de los hijos. En mi caso, mi mente empieza a revivir todo el proceso hasta llegar a ese día tan especial.

Recuerdo el malestar estomacal, la visita al gastroenterólogo y el gran anuncio del ecografista “estás embarazada” Veo cómo mis dedos inmediatamente corrieron a avisar vía telefónica a mi compañero de paternidad, la alegría que estaba gestándose en mí. Era agosto, ya tenía un mes creciendo dentro de mí, el ser que cambiaría mi vida para siempre.

Los meses transcurrieron, entre malestares y cambios físicos, nada fuera de lo común. Aunque yo consideraba la acidez como de otro mundo, sólo era un síntoma más de mi estado y como yo, muchas ya lo habían vivido antes.

Esperaba con ansias que hiciera su entrada la panza de embarazada y que el mundo notara mi dicha, así sucedió alrededor del quinto mes.

La espera fue tranquila, sin pausa y sin prisa. Hasta que llegó la fecha esperada. “Programamos para el 28 de marzo”, anunció el médico. Nuestras caras de asombro junto a la sonrisa pícara denotaron nuestra anhelo de vivir ese momento que sería de Plena Felicidad.

una década como madre

5 cosas que he aprendido en una década siendo madre

De ese día han pasado 10 años. Cuando caí en consciencia sobre el tiempo que ha transcurrido pensé: ¡WOW! Toda una década. ¡Tengo una década siendo madre!

Me atrevo a decir que en más de 10 años desempeñándome como profesional (o profesionistas como dicen en otros países) bajo carácter de dependencia o de manera independiente, no he tenido los aprendizajes y lecciones de vida que he aprendido con mi hijo.

Te dejo algunos para ver si coincidimos.

Las mejores respuestas están en las cosas más sencillas

Mi hijo me ha enseñado esto a través de sus dibujos, sus juguetes abandonados en mi cartera y sus palabras sencillas que han dado luz a mis momentos oscuros. Frases como “Tranquila mami,  no te estreses” o “Te quiero mucho mami”, me han levantado y anclado al presente cuando mi mente se ha empeñado en montarse en la máquina del tiempo.

La constancia premia con la satisfacción del logro alcanzado

Aunque esta sea una verdad que muchos filósofos y gente estudiada hayan comprobado y demostrado, yo la comprendí gracias a mi  hijo en la semana que aprendió a manejar bicicleta. Todos los días practicaba y practicaba, concentrado en sus ejercicios de equilibrio, entusiasmado rodaba en la bici acompañado por mi o sosteniéndose de la pared; hasta que una tarde un grito me sacó de mis quehaceres “¡Ven mami, ven! ¡Mira, lo logré!”  

Así fue, lo logró. Allí estaba él con la cara de alegría propia de los logros alcanzados. Mientras yo orgullosa lo veía, deseando que parase para abrazarlo con fuerza y comprendí lo importante de la constancia.

Después comenzaron las caídas pero eso es otro capítulo en esa historia jajaja…

Nadie da lo que no tiene

Aquello  de que los hijos aprenden todo de sus padres es tan cierto, que ellos no aprenderán por lo que salga de nuestra boca, sino por lo que hacemos y cómo lo hacemos.

Nuestra actitud es parte importante en su formación y si queremos que aprendan valores, a ser ciudadanos correctos y sobretodo si queremos que sean felices ¿adivinen? Sí, nosotros los padres tenemos que ser ciudadanos ejemplares y felices.

Allí aprendí que no puedo darle a mi hijo lo que no tengo, por eso cada día tomo la decisión de ser feliz, de esta forma comprende que, a pesar de los tropiezos y en medio de las vicisitudes #SerFelizEsUnaDecisión ¿no me crees? Bueno, mira este artículo allí veras que nuestros niños nos observan y aprenden de nosotras. Cómo cuando mi hijo me dijo: «Mami quiero hacer lo que tú haces» y entonces, desde es día está aprendiendo a ser bloguero en Juega con Adam

Equivocarse y caerse está bien, solo vuelve a intentar

Mi hijo, sus dibujos y tareas me enseñan esto cada día. Desde que está entusiasmado por dibujar y hacer comics, los trazos equivocados están fortaleciendo su paciencia (y la mía al tener que escuchar sus gritos) pero no se detiene. Intenta una vez y otra hasta que el dibujo sale.

Practica, borra, intenta, borra, aprende y vuelve a delinear, aprende hasta que salga.

La imaginación es la fuente de los más grandes inventos

Creo que mi oficio de escritora no sería lo mismo sin mi hijo y sus inventos. Crea cuentos, diseña dibujos con historias, inventamos relatos juntos de forma oral.

Esta última actividad es un reto para mi pues debo deslastrarme de más de 20 años de adultez y ser niña de nuevo para pensar como él y lograr que el cuento tenga sentido.

¿Qué me espera como madre?

Sé que los desafíos como madre no han terminado, aunque en realidad no sé si algún día se acaban, y me llena de esperanza saber que las lecciones tampoco.  

Pronto viene una etapa temida por muchos que quiero darle la bienvenida con entusiasmo y confianza, sintiéndome segura con la asistencia divina que recibo cuando algún obstáculo se aparece (o sea siempre)

Es que el crecimiento de nuestros hijos son episodios que forman parte de eso que #PasaEnLaVida y que si no ocurriesen ya no serían vida.

Hoy, cuando cumplo una década siendo madre, me siento feliz. Los miedos de los primeros años han dado paso a una gran satisfacción. Ver que mi hijo está pasando de niño a adolescente me llena de orgullo. No espero que me otorguen el título de «la mejor mamá del mundo», ni mucho menos «la madre más dedicada». Sólo deseo estar para él cuando me necesite, hasta que Dios disponga.

Hoy he comprendido que mi hijo es un regalo de Dios y que, como los mejores obsequios, hay que cuidarlos, tratarlos bien para que den el mejor fruto para ellos mismos y para su entorno.

Si deseas dejarnos (a mi hijo y a mi) deseos de cumpleaños puedes hacerlo en los comentarios, o si prefieres contarme alguna anécdota de #maternidad la leeré con gusto, porque las madres sí que tenemos historias, retos y cambios.

Anselys Borges

Mujer. Mamá. Emprendedora. Escritora. Libros: La Pipa de La Vida.

Esta entrada tiene 6 comentarios

  1. Maria Elena Mastrangelo López

    Me encantó tu escrito, de verdad te expresas tan hermoso que me haces volar, te felicito, te admiro, te bendigo y honro. Es verdad todo lo que expresas amiga.
    Te cuento mi experiencia como madre y una anécdota jajajaja.
    Mi experiencia es verdad Jean Franco Gómez Mastrangelo ha sido el Gran Maestro maestro de mi vida, la dulzura, amor, dedicación, fortaleza y empeño de salir cada día con gran esperanza. Esa es una pequeña parte de mi vivir en 18 años.
    La anécdota es nunca se me va a olvidar ver a mi hijo con su traje de hombre araña en Caracas todo los días a cualquier hora en cualquier momento, hasta llegar que el traje dijo ya no más de tantos remiendo que tuvo, no se lo quitaba ni para dormir , la gente me preguntaba porque el se vestía de hombre araña y yo sólo decía Lo Hace Feliz y eso es lo que me importaba. Siempre llevaré esa imagen de mi hijo en esa etapa de ver que estaba feliz con su traje. Ser madre es lo más maravilloso que Dios me puedo haber regalado.
    Mil gracias amiga por tus escrito y seguiré leyendo porque me encanta.
    Te quiero amiga. Dios los bendiga

    1. Es lo que más queremos, que ellos sean felices. Gracias por tu comentario amiga 😙

  2. Mónica Pérez

    Que bonito tu relato amiga, Felicidades para ambos, Ser Madre, es definitivamente una experiencia Única, uffs cada día nos deja mucho, y nos ayuda a recalcular nuestros caminos, porque nuestros hijos hacen que la Vida merezca la Risa, la Pasión y todo el Amor del mundo…
    Gracias a mi hijo que hoy tiene 15 años, he podido descubrir mi vulnerabilidad como mujer, madre y ser humano, cada día a su lado me invita a ser mejor.
    Son una Bendición nuestros hijos, agradezco aquel día cuándo ví en el resultado de laboratorio «POSITIVO».

  3. Patricia Chirinos

    Hermoso relato. Que sean 50 años más

Deja una respuesta